Se encuentra usted aquí

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos como una oportunidad para la transformación territorial a escala metropolitana

Los pasados 2 y 3 de julio, la Comisión y su co-presidencia de Seine Saint Denis y Plaine Commune organizaron el seminario internacional “Juegos Olímpicos inclusivos y solidarios”. Celebrado en las ciudades de Saint Denis y Montreuil, este seminario tuvo como objetivo proporcionar un espacio para la reflexión sobre la edición de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2024, que se celebrarán en la ciudad de París y su área metropolitana. Lograr un legado inclusivo, donde los Juegos logren transformar un territorio ya diverso, marcado por fuertes desigualdades sociales y territoriales, fue la pregunta clave a lo largo de las discusiones e intercambios de julio.


 

Paris 2024: Una oportunidad para los territorios periféricos y su gente

Seine Saint Denis y Plaine Commune, dos territorios metropolitanos en el norte de París, estarán en el corazón de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2024. Esta área alberga muchos de las sedes deportivas y organizativas de los Juegos de 2024, como la villa olímpica y otras infraestructuras vitales para los Juegos. Está claro que este evento ofrece una oportunidad sin precedentes para el desarrollo del territorio, pero sus autoridades locales tienen sus propias prioridades cuando piensan en el desarrollo evento. En un territorio metropolitano marcado por fuertes desigualdades sociales y territoriales, su objetivo principal es asegurar la inclusión y participación de los habitantes en los Juegos, y lograr un legado sostenible y coherente para todo el mundo. En otras palabras, si los Juegos son una palanca para el desarrollo territorial, entonces deben ser también una palanca para el desarrollo de las personas que viven en él.

Reunir la voluntad política y las iniciativas llevadas a cabo por los actores locales de estos territorios metropolitanos, junto con las lecciones aprendidas por los organizadores de ediciones anteriores de los Juegos, fue la idea principal detrás del seminario. El objetivo al hacerlo era pensar juntos sobre cómo lograr un modelo inclusivo de desarrollo territorial y un legado sostenible para después de 2024.

“Los Juegos no se pueden hacer sin nuestros territorios y su gente: nos necesitan para tener éxito”. “Involucrar a todos los actores locales en el proceso de preparación de los Juegos no debe verse sólo como una ventaja, sino como una condición clave para el éxito”. “Para que los Juegos sean inclusivos, nuestros habitantes deben sentirse identificados con este evento y apropiárselo plenamente”. "Lograr un legado sostenible para todos es nuestra prioridad y comenzamos a construir este legado ahora".

Estas fueron algunas de las ideas clave expresadas por Stéphane Troussel y Patrick Braouezec, anfitriones del evento y presidentes de Seine Saint Denis y Plaine Commune, respectivamente. Según su punto de vista político, París 2024 tiene que ir más allá de lograr tener un carácter inclusivo. Este, además, debe saber aprovechar esta oportunidad para repensar las complejas relaciones entre los territorios centrales y periféricos en la metrópoli anfitriona. Según Troussel, “no podemos desarrollar la idea de Gran París – la articulación metropolitana de la capital francesa – sin la aparición de nuevas centralidades. París 2024 puede ser una buena ocasión para reafirmar la renovada centralidad de nuestros territorios”; Una condición esencial para concretar el policentrismo y el derecho a la ciudad, según Braouezec.

Aprender de ediciones Olímpicas anteriores y otras experiencias internacionales

Los territorios de Seine Saint Denis y Plaine Commune han estado en el centro de los últimos de debates sobre la transformación territorial, el policentrismo y el legado inclusivo de estos Juegos. Con ello, el seminario del pasado julio también fue una buena oportunidad para escuchar las lecciones aprendidas por sedes olímpicas previas. Este evento reunió pues anfitrionas olímpicas como Londres 2012, Barcelona 1992, Pieonchang 2018 y Dakar 2022, quienes estuvieron representadas en el seminario.

En la apertura del seminario, Abdul Azeez Aliyyar Lebbe, Embajador en la Misión Permanente de Sri Lanka ante las Naciones Unidas en Ginebra, pronunció un discurso inspirador sobre el ideal olímpico y el potencial del deporte para promover la convivencia y defender la universalidad de los derechos humanos. Esta intervención estuvo muy en línea con la de Emilia Sáiz, Secretaria General de CGLU, quien invitó a los participantes a pensar en términos de desarrollo urbano sostenible para que los Juegos de 2024 no dejen a nadie atrás. El alcalde de Granollers, Josep Mayoral, y el ex concejal de Barcelona, Enric Truñó, también estuvieron entre los oradores destacados en la apertura del seminario. Esto permitió presentar la experiencia de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, que se caracterizaron por una fuerte inclusión de los territorios periféricos y unos grandes niveles de participación de los habitantes.

El seminario fue estructurado en tres ámbitos temáticos con tres mesas redondas cada una. El primero se enfocó en la transformación urbana, la accesibilidad y el desarrollo sostenible. Estas sesiones reunieron a expertos en regeneración de ciudades posindustriales, como Gillian Evans, sostenibilidad y Juegos Olímpicos, como David Stubbs, Magali Deschamps y Kim Joomin, y estudios de género e inclusión social, como Ana Falú. Paul Brickell (London Legacy) y Mark Gowdridge (GT3 Architechts) también hicieron presentaciones de experiencias concretas sobre el proceso de transformación de la ciudad periférica de Newham durante los Juegos de Londres 2012, que informaron sobre el proceso de diseño de infraestructuras deportivas desde una perspectiva universal. John Paul Cruz, representante de World Enabled, planteó el tema de las políticas de accesibilidad como enfoque transversal.

El segundo tema evaluó la integración laboral y la inclusión social, concibiendo los Juegos como una oportunidad para crear nuevos empleos y fomentar las habilidades de los habitantes locales. Diferentes oradores abordaron este tema específicamente, desde Karen Maguire, como jefa de división en la OCDE, hasta Michelle May, a cargo de la regeneración económica en la corporación London Legacy. Una sesión completa fue dedicada al tema del voluntariado olímpico. De hecho, esta última sesión ofreció una comparación útil entre las experiencias de Barcelona y Londres, reuniendo a Sergí Crespí (l'Hospitalet de Llobregat), Emma Frost (London Legacy) y Susan Couper (Copa Mundial de Rugby de 2015). Mauricio Draghi, de Rugby para Todos, y Vicky Lowe, de la Fundación Laureus, ofrecieron un enfoque alternativo a este tema desde la perspectiva del “deporte como herramienta para la inclusión social”.

El último foco temático se centró en el desarrollo cultural, la participación juvenil y las prácticas deportivas. Se presentó la “Olimpiada Cultural” de Londres 2012 (presentada por Ruth Mackenzie) junto con varias iniciativas dirigidas por actores locales de Seine Saint Denis y Plaine Commune. Como ex responsable de participación juvenil y educación de jóvenes atletas en el Comité Olímpico Internacional, Philippe Furrer presentó experiencias relevantes en este campo a nivel de ciudad. Estas experiencias estuvieron en línea con las de los Juegos Juveniles Dakar 2022, presentados por Fanta Diallo, así como por Barcelona 1992, presentados por Josep Mayoral y Sergí Crespí. Peter Bundey, del Centro Acuático de Londres, pudo presentar la experiencia de como la piscina olímpica de Londres 2012 ha contribuido positivamente a promover la práctica deportiva localmente.

Sepa más: