28/05/2021

Presentación del proceso de actualización de la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad

En motivo del décimo aniversario de la adopción por parte de CGLU de la Carta-Agenda Mundial de Derechos Humanos en la Ciudad, la Comisión de Inclusión Social, Democracia Participativa y Derechos Humanos (CGLU-CISDPDH) pone en marcha un proceso de actualización de este documento. Tal proceso aspira a promover la adopción de un compromiso renovado de parte de los gobiernos locales sobre derechos humanos a escala mundial. Este proceso participativo está abierto a las aportaciones de los gobiernos locales así como de otras iniciativas de trabajo en red relacionadas con este ámbito temático. Sus resultados deberían desempeñar un papel importante en la definición de la agenda social de CGLU para los próximos años, tal y como reflejará su próximo Pacto para el Futuro.


¿Cómo se desarrollará este proceso?

La CGLU-CISDPDH lanzó el proceso de actualización de la Carta-Agenda en ocasión de su última reunión anual, celebrada con motivo del Bureau Ejecutivo de CGLU de 2021. Un espacio dedicado en línea alojado en la plataforma UCLG Meets permite descubrir más a fondo las diferentes vías de trabajo simultáneas que compondrán este proceso:

Una primera vía, basada en la consulta y la recepción de contribuciones de parte de todos los actores participantes (autoridades locales, partners, sociedad civil...) Una segunda vía basada en la cocreación entre actores y participantes, con el objetivo de elaborar un borrador del documento a adoptarse en la fase final del proceso Una tercera vía basada en la promoción y la incidencia a nivel de CGLU y mundial

¿Cómo participar?

Los actores interesados pueden participar en la fase de consulta ya abierta enviando sus reflexiones sobre la Carta-Agenda, políticas locales de derechos humanos y el trabajo en red global de los gobiernos locales en materia de derechos humanos a cisdp1@uclg.org

Un cuestionario (especialmente dedicado a canalizar las contribuciones de los gobiernos locales) y otros formularios de participación (orientados a la sociedad civil y otras iniciativas de trabajo en red) estarán pronto disponibles en la página web de UCLG Meets. Además de estas distintas formas de participación, también se invitará a los gobiernos locales y a los socios interesados a participar en eventos en vivo en una fase posterior.

Por el momento, le animamos a expresar su interés en participar en este proceso poniéndose en contacto con nuestro Secretariado para que podamos garantizar su inclusión en los canales de comunicación habituales de la Comisión.

¿Por qué lanzar este proceso ahora?

La Carta-Agenda Mundial de los Derechos Humanos en la Ciudad es un documento pionero que ofreció, en el momento de su adopción en 2011, una primera visión global de lo que significa implementar los derechos humanos desde la perspectiva de un gobierno local.

En la década transcurrida desde su adopción, el movimiento de las ciudades por los derechos humanos ha crecido en términos cualitativos y cuantitativos. Cada vez más gobiernos locales en más lugares del mundo han declarado su intención de convertirse en ciudades de derechos humanos, mientras que otras regiones del mundo han alcanzado niveles excepcionales de consolidación e innovación en políticas públicas.

Una gran cantidad de nuevas declaraciones y directrices elaboradas de parte de los gobiernos locales y sus redes han contribuido a consolidar o ampliar la noción de ciudad de derechos humanos y sus implicaciones prácticas tanto a nivel local como mundial.

En la actualidad, el proceso de seguimiento de la Carta-Agenda pretende desencadenar una nueva dinámica de trabajo en red entre los gobiernos locales y otros actores clave del movimiento de las ciudades por los derechos humanos. El objetivo es articular diversas aportaciones temáticas y sectoriales, actualizando y ampliando la visión global de los derechos humanos que ofrece la Carta-Agenda con nuevos enfoques y experiencias territoriales.

En un momento de profundas transformaciones e incertidumbres globales provocadas por la pandemia de la COVID-19, este proceso puede contribuir a reforzar el papel de los gobiernos locales como guardianes de una nueva generación de derechos.

El mismo proceso también debería desempeñar un papel importante a la hora de canalizar las contribuciones de los gobiernos locales sobre derechos humanos y derecho a la ciudad hacia el Pacto para el Futuro de CGLU que se adoptará en el Congreso de Daejeon 2022.