Se encuentra usted aquí

Segovia, en España, es la última ciudad en adherirse a la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad

Después del acuerdo de su pleno municipal del pasado 26 febrero, la ciudad castellanoleonesa de Segovia (52.000 habitantes) se ha convertido en la adhesión más reciente a la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad. Esta adhesión, que fue ratificada por el Secretariado de la CGLU-CISDPDH a cargo del seguimiento de los compromisos con la Carta, confirma el compromiso de este municipio con la promoción local y el trabajo en red en favor de los derechos humanos, que encuentra aún en la Carta Europea un importante punto de referencia y fuente de inspiración.


 

Según el Concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Andrés Torquemada, con esta adhesión Segovia pretende “dar un mayor auge  al trabajo en derechos humanos ya iniciado por el municipio hace años, teniendo en cuenta la transversalidad de la materia en todas las áreas del Ayuntamiento”, a la par que “seguir sensibilizando y abordando cuestiones de derechos humanos, como la igualdad desde la participación, el trabajo en red y la creación de alianzas”. En la misma línea, el Concejal destacó la importancia de seguir vinculando este trabajo con las diferentes iniciativas que se ponen en marcha en su departamento; todo ello, tomando como referencia la Agenda 2030-ODS y Agenda Urbana.

El mismo Concejal y su equipo destacaron que Segovia ya dispone de dispositivos que permiten incorporar los derechos humanos en la acción local. Se mencionó la figura de la Defensoría de la Ciudadanía de Segovia (Ombudsperson o Veeduría Local), única en Castilla y  León, que desde 2003 permite “reforzar la capacidad de mediación entre administración y ciudadanía en el contexto de conflictos que pudieran surgir entre ambos”. Se resaltaron igualmente otras iniciativas en esta misma línea, tales como el voluntariado, el trabajo continuado con las diferentes entidades de la ciudad (que tienen cabida en numerosos consejos de participación) o el trabajo en materia de cooperación y educación para el desarrollo. Segovia muestra su disposición al resto de municipios adheridos para seguir promoviendo conjuntamente los valores de la Carta, fomentar el aprendizaje mutuo y el intercambio de experiencias que, sin duda, enriquecen la acción política.

La Carta Europea sigue recogiendo adhesiones, más de dos décadas después de la Conferencia de Barcelona “Ciudades por los Derechos Humanos” (1998)

La adhesión de Segovia es un símbolo positivo que refleja la actualidad y pertinencia de la Carta Europea de Salvaguarda de los Derechos Humanos en la Ciudad para el trabajo de gobiernos locales europeos. En 2018, Bilbao también comunicó su adhesión a la Carta Europea como compromiso adquirido después del proceso local “Bilbao, Ciudad de Valores”. Con Bilbao y Segovia, la Carta ya suma más de 365 gobiernos locales adheridos en todo el continente europeo.

En 2018, Barcelona acogió una conferencia de celebración del vigésimo aniversario de la Declaración de 1998, antesala del evento de adopción de la Carta Europea celebrado en Saint Denis, Francia, en 2001. En motivo de este aniversario, la Comisión CGLU-CISDPDH organizó un proceso de seguimiento y un encuentro de varios gobiernos locales firmantes y otras ciudades de derechos humanos, que permitió evaluar los impactos de la Carta y el futuro del trabajo en red de ciudades sobre derechos humanos a nivel europeo y global (más información aquí).